Saturday, July 15, 2006

Se siente el Sur

Esta mañana llegué al terminal de Concepción, donde una pareja muy amablemente se ofreció a llevarme a la casa los Lindl Romero (Werner y María Angélica), maravillosos amigos que me están tratando como una reina, mientras realizo este viaje de actriz-bloggera-reporteraciudadana-mujer.

Durante la mañana descansé un poco, mientras Paloma desde Santiago coordinaba las cosas con Andrés Durán (de Atina Chile) y la gente de la Municipalidad de Chiguayante.

Lo primero que noté es que hacía mucho frío, “se siente el sur”, le dije a la Paloma mientras hablábamos por teléfono.

Así todo comenzó a concretarse y, después de almorzar, partí al que sería el primer encuentro con el difícil momento que están viviendo los habitantes de la región.

En el albergue dispuesto en el Estadio Municipal de Concepción, donde me recibió Ivonne Bahamondes, compartí con más de un centenar de personas que están esperando que sus casas se sequen.

No sólo tienen frío, no sólo necesitan alimentos, sino que me conmovió saber que muchos de ellos perdieron todo, todo lo que tanto les ha costado conseguir, sus muebles, los juguetes de sus hijos, la tele y otros aparatos… Uno en este tipo de situaciones suele pensar en aportar sólo lo básico, pero ellos tendrán que recomponer su vida en otros aspectos, que van más allá de la ropa y la comida…

2 comments:

Då®th Pëgå$ø Nåzgü£ † ™ said...

mi tierra

siempre avatida por estos temporales

siempre sera prioridad para mi ayudar

siempre

dinos como

nos leemos

José Luis Contreras Muñoz said...

Gran iniciativa.Felicitaciones.Me parece bien la solidaridad,sin embargo el Estado debe rápidamente disponer los recursos,para resolver los graves problemas de esas regiones.